En SKIN MOLECULE X nos importa que conozcas por qué hemos elegido los componentes bioactivos que usamos en nuestras formulaciones. A continuación, vamos a mostrarte lo importante que son. Sigue leyendo para obtener más información sobre colágeno, ácido hialurónico, coenzima Q10, vitaminas y minerales y cómo ayudan a la piel, el cabello, las uñas y el bienestar general.

alt="a-que-edad-es-recomendable-comenzar-a-tomar-colageno"

alt="a-que-edad-se-recomienda-empezar-a-tomar-colageno-marino"

PIEL 

 

La piel representa el órgano más grande de nuestro cuerpo. Se compone de diferentes partes que incluyen agua, proteínas, lípidos, minerales y elementos químicos. Cuando la piel es joven se muestra firme, tersa y de apariencia radiante, sin embargo, con el tiempo se producen cambios en la estructura de la dermis y la epidermis debido a procesos de envejecimiento intrínseco y extrínseco. Además, la densidad del colágeno de la dermis disminuye con el paso del tiempo que se asocia con una reducción del grosor dérmico.

  • Epidermis – La capa externa: actúa como una barrera física y biológica al medio externo, protege de la radiación ultravioleta (UV) y de las infecciones.
  • Dermis – La capa intermedia: es la segunda capa de la piel, mucho más gruesa. Aquí se encuentra el colágeno y su función es proporcionar la infraestructura para la elastina, que mantiene la elasticidad de la piel, y para que el ácido hialurónico retiene el agua. El envejecimiento tiene lugar aquí, antes de ser visible en la superficie (epidermis).
  • Hipodermis: la capa de grasa, es la capa más profunda y gruesa de la piel. Su función es almacenar grasa, proteger y unir las capas superiores de la piel (dermis y epidermis) a los tejidos subyacentes como huesos y cartílagos.

ENVEJECIMIENTO 

La piel, al ser la capa que nos protege del medio exterior, está expuesta a muchos factores de envejecimiento, tanto intrínsecos como extrínsecos. Estos hacen que cuando la piel todavía es joven y firme, se sucedan cambios en la estructura de la dermis y la epidermis dando lugar al envejecimiento. Los factores intrínsecos se caracterizan por mostrar una piel pálida, seca, poco elástica y con finas arrugas. Las características de la piel envejecida extrínsecamente (en su mayoría inducida por UV) incluyen arrugas gruesas, textura áspera, tez con pigmentación moteada y pérdida de elasticidad de la piel.

Las investigaciones han demostrado que los niveles de colágeno disminuyen con el envejecimiento. La producción de colágeno comienza a disminuir aproximadamente a los 25 años y se acelera a los 40, lo que conduce a los inevitables signos visibles del envejecimiento. Disminuye aún más en mujeres después de la menopausia. El colágeno también disminuye con otros factores como la exposición a los rayos UV, el tabaquismo, el azúcar y la contaminación. Se sabe que cada año el cuerpo humano pierde alrededor del 1,5%.

La nutrición es un factor de impacto en la fisiología de la piel. Por tanto, un buen estado nutricional se refleja en una buena salud de la piel. El uso continuo de suplementos nutricionales muestra beneficios para la salud de la piel y puede conducir a una apariencia más joven.

Qué son los nutricosméticos?

Los nutricosméticos son productos que actúan como complementos nutricionales para cuidar la belleza natural, en especial piel, uñas y cabello. Trabajan desde dentro para promover la belleza desde el interior. Hoy en día, las personas son muy cuidadosas con los alimentos que ingieren, y también existe una demanda creciente de productos naturales capaces de mejorar la salud y la belleza.

COLÁGENO

 

El colágeno constituye hasta el 75% de la piel. Es una proteína estructural de los tejidos conectivos (piel, cartílagos, tendones y huesos). El colágeno es un componente clave de la estructura de la piel porque proporciona firmeza y estructura a nuestra piel. El colágeno se puede encontrar en la dermis. Las fibras de colágeno en la dermis proporcionan la infraestructura para la elastina, esto mantiene la elasticidad de la piel, la dermis también contiene ácido hialurónico para retener la humedad.

alt="cuales-son-los-beneficios-del-colageno-marino-en-la-piel"

El colágeno está compuesto por una combinación única de aminoácidos

 El colágeno es una triple hélice construida a partir de tres cadenas de aminoácidos, formando fuertes fibras que proporcionan estructura a los tejidos. Las células son las son responsables de la producción de colágeno. Estas usan aminoácidos específicos como bloques de construcción para las largas cadenas que se enrollan juntas en la gran triple hélice de colágeno. Luego, se organizan varias hélices en fibras fuertes que brindan soporte al tejido estructural dotando de flexibilidad y la capacidad de resistir esfuerzos.

Los péptidos de colágeno se elaboran dividiendo la molécula de colágeno en partes más pequeñas, estas partes son los denominados péptidos que a su vez están formados por los aminoácidos. Al igual que la proteína de colágeno inicial, los péptidos se caracterizan por niveles altos de los siguientes aminoácidos: glicina, prolina e hidroxiprolina, que juntos representan alrededor del 50% del total de la molécula de colágeno. La hidroxiprolina es exclusiva del colágeno y forma enlaces estables con otros aminoácidos. Estos péptidos resultantes proporcionan propiedades bioactivas únicas. Los péptidos de colágeno tienen un peso molecular de menos de 5000 Dalton.

Los péptidos de colágeno son bioactivos y derivan del colágeno puro. Son fácilmente digeridos y absorbidos eficazmente por nuestro cuerpo, desde el intestino hasta el torrente sanguíneo, lo que significa que son altamente biodisponibles. La biodisponibilidad se traduce en la calidad con la que una sustancia se absorbe en el cuerpo cuando se ingiere. Más del 90% de los péptidos de colágeno aparecen en nuestro torrente sanguíneo unas pocas horas después de su consumo y se entregan de manera efectiva en nuestro cuerpo. Numerosos estudios científicos han demostrado los beneficios para la salud de los péptidos de colágeno en áreas clave que incluyen el envejecimiento, la salud de las articulaciones y los huesos, la nutrición deportiva o nuestra la piel.

MOLÉCULAS ANTIEDAD

El ácido hialurónico, la coenzima Q10, la vitamina C y la vitamina E son moléculas conocidas por sus propiedades antienvejecimiento únicas. Contribuyen a la protección de las células contra el estrés oxidativo y trabajan juntas en la protección del colágeno contra los radicales libres. Además, proporcionan las defensas antioxidantes de la piel y estimulando la producción de colágeno, ácido hialurónico y elastina.

Ácido hialurónico

El ácido hialurónico (AH) es otra molécula clave en el cuidado de nuestra piel que tiene una capacidad única para retener agua e hidratar la piel. El AH se encuentra en la periferia de las fibras de colágeno y elastina, donde estos tipos de fibras se cruzan. La reducción progresiva del tamaño de los polímeros del AH en la piel ocurre como resultado del envejecimiento dando lugar a la pérdida de la principal molécula responsable de unir y retener las moléculas de agua en nuestra piel, lo que provoca la pérdida de hidratación. La disminución de los niveles de AH contribuye a su disociación del colágeno y la elastina y puede estar involucrada en los cambios que se observan en la piel envejecida, como arrugas, alteración de la elasticidad, reducción de la turgencia y piel menos tersa.

Coenzima Q10

La coenzima Q10 es uno de los antioxidantes más potentes, capaz de estimular la producción de colágeno e inhibir el estrés oxidativo generado por los rayos UVA y UVB. La coenzima Q10 también es capaz de proteger la matriz dérmica, tanto en el envejecimiento intrínseco como extrínseco. La coenzima Q10 ayuda a mantener una condición saludable y protege contra los radicales libres que son los principales responsables del envejecimiento celular. Con el aumento de la edad, la concentración de Q10 en las células del cuerpo disminuye. Esto provoca un envejecimiento prematuro de la piel.

Vitamina C

La vitamina C, también conocida como ácido L-ascórbico, es una vitamina soluble en agua que está presente de forma natural en algunos alimentos y está disponible como suplemento dietético. Los seres humanos, a diferencia de la mayoría de los animales, no pueden sintetizar la vitamina C de forma endógena (es decir, nuestro cuerpo no es capaz de producirla), por lo que es un componente dietético esencial. La vitamina C es necesaria para la biosíntesis de colágeno, L-carnitina y ciertos neurotransmisores; la vitamina C también participa en el metabolismo de las proteínas. La vitamina C es importante para la piel porque contribuye a la formación natural de colágeno y a lucir una piel sana. También es un potente antioxidante que puede neutralizar y eliminar oxidantes como los que se encuentran en la contaminación ambiental y en la exposición a la radiación UV. Es un importante antioxidante fisiológico y se ha demostrado que regenera otros antioxidantes dentro del cuerpo, incluido el alfa-tocoferol (vitamina E).

Vitamina E

La vitamina E es un antioxidante importante porque contribuye a la protección de las células del estrés oxidativo y el daño del ADN. Los antioxidantes protegen a las células de los efectos dañinos de los radicales libres, que son moléculas que no comparten electrón. Además de sus actividades como antioxidante, la vitamina E participa en la función inmunológica, la señalización celular, la regulación de la expresión genética y otros procesos metabólicos. Además, ayuda a mantener la piel y los ojos sanos y fortalece las defensas naturales del cuerpo contra enfermedades e infecciones. La deficiencia de vitamina E hace que se acelere el envejecimiento de la piel. La ciencia ha demostrado que la protección antioxidante es mayor cuando se combinan las vitaminas C y E que cuando solo tomas una de ellas.

Citas CientÍficas

(1) Asserin, J.; Lati, E.; Shioya, T.; Prawitt, J. The Effect of Oral Collagen Peptide Supplementation on Skin Moisture and the Dermal Collagen Network: Evidence from an Ex Vivo Model and Randomized, Placebo‐controlled Clinical Trials. J. Cosmet. Dermatol. 2015, 14 (4), 291–301.

(2) Zhang, S.; Duan, E. Fighting against Skin Aging: The Way from Bench to Bedside. Cell Transplant. 2018, 27 (5), 729–738.

(3) Tobin, D. J. Introduction to Skin Aging. J. Tissue Viability 2017, 26 (1), 37–46.

(4) Varani, J.; Dame, M. K.; Rittie, L.; Fligiel, S. E. G.; Kang, S.; Fisher, G. J.; Voorhees, J. J. Decreased Collagen Production in Chronologically Aged Skin: Roles of Age-Dependent Alteration in Fibroblast Function and Defective Mechanical Stimulation. Am. J. Pathol. 2006, 168 (6), 1861–1868.

(5) Piccardi, N.; Manissier, P. Nutrition and Nutritional Supplementation: Impact on Skin Health and Beauty. Dermatoendocrinol. 2009, 1 (5), 271–274.

(6) Dini, I.; Laneri, S. Nutricosmetics: A Brief Overview. Phyther. Res. 2019, 33 (12), 3054–3063.

(7) Watanabe-Kamiyama, M.; Shimizu, M.; Kamiyama, S.; Taguchi, Y.; Sone, H.; Morimatsu, F.; Shirakawa, H.; Furukawa, Y.; Komai, M. Absorption and Effectiveness of Orally Administered Low Molecular Weight Collagen Hydrolysate in Rats. J. Agric. Food Chem. 2010, 58 (2), 835–841.

(8) Matsuda, N.; Koyama, Y.; Hosaka, Y.; Ueda, H.; Watanabe, T.; Araya, T.; Irie, S.; Takehana, K. Effects of Ingestion of Collagen Peptide on Collagen Fibrils and Glycosaminoglycans in the Dermis. J. Nutr. Sci. Vitaminol. (Tokyo). 2006, 52 (3), 211–215.

(9) Puizina-Ivic, N. Skin Aging. Acta Dermatovenerologica Alp. Panon. Adriat. 2008, 17 (2), 47.

(10) Papakonstantinou, E.; Roth, M.; Karakiulakis, G. Hyaluronic Acid: A Key Molecule in Skin Aging. Dermatoendocrinol. 2012, 4 (3), 253–258.

(11) Ramos-e-Silva, M.; Celem, L. R.; Ramos-e-Silva, S.; Fucci-da-Costa, A. P. Anti-Aging Cosmetics: Facts and Controversies. Clin. Dermatol. 2013, 31 (6), 750–758.

(12) Ganceviciene, R.; Liakou, A. I.; Theodoridis, A.; Makrantonaki, E.; Zouboulis, C. C. Skin Anti-Aging Strategies. Dermatoendocrinol. 2012, 4 (3), 308–319.

(13) Choi, C. M.; Berson, D. S. Cosmeceuticals. In Seminars in cutaneous medicine and surgery; 2006; Vol. 25, pp 163–168.

(14) Burke, K. E. Nutritional Antioxidants. Proced. Cosmet. dermatology Ser. cosmeceuticals, 1st edn. Elsevier, Philadelphia, PA 2005, 125–132.

(15) Nomoto, T.; Iizaka, S. Effect of an Oral Nutrition Supplement Containing Collagen Peptides on Stratum Corneum Hydration and Skin Elasticity in Hospitalized Older Adults: A Multicenter Open-Label Randomized Controlled Study. Adv. Skin Wound Care 2020, 33 (4), 186–191.

(16) May, J. M.; Qu, Z. Transport and Intracellular Accumulation of Vitamin C in Endothelial Cells: Relevance to Collagen Synthesis. Arch. Biochem. Biophys. 2005, 434 (1), 178–186.

(17) Traber, M. G. Vitamin E Regulatory Mechanisms. Annu. Rev. Nutr. 2007, 27, 347–362.

(18) Vollmer, D. L.; West, V. A.; Lephart, E. D. Enhancing Skin Health: By Oral Administration of Natural Compounds and Minerals with Implications to the Dermal Microbiome. Int. J. Mol. Sci. 2018, 19 (10), 3059.